....Soledad Santa Fe Argentina....

sábado, 12 de diciembre de 2009

Restablecimiento de la Linea de Defensa: Los Fortines

Transcurrido así alrededor de cincuenta años, durante los cuales todas esas magníficas obras militares de defensa, abandonadas en medio del desierto, fueron presa de la ruina.
Cuando en 1862 pasó por allí la expedición de Esteban Rams, a quien acompañaba el cónsul inglés Samuel Hutchison, con la misión de ver y estudiar la canalización del río salado, acompañaron cerca de las ruinas del fuerte Nuestra Señora de la Soledad.
En 1985 nuevamente la frontera se extiende ocupando el emplazamiento de los antiguos fuertes de Esquina grande, Soledad, Los Ejes (Melo) y Sunchales, que era la antigua línea de Gastañaduy.
En 1870 vuelven a unificarse todas las guarniciones de frontera sobre Chaco, al mando del General Manuel Obligado.
Según su testimonio, en ese mismo año, indios Montaraces al mando del cacique Pedro Antonio Guampa, atacan el Fortín Ñanducita (al noroeste del Fortín Soledad) produciendo algunas muertes entre los defensores. Hoy e lugar donde estuvo emplazado el fortín Ñanducita, constituye parte de Colonia Clara en el departamento San Cristóbal.
En 1878, un viajero Francés que anduvo por esta región describió al fortín de Soledad como una simple ranchada de tierra de forma cuadrada, de alrededor de 5 mts de altura, y rodeado de una madera dura. La guarnición se componía de una quincena de soldados, bajo las órdenes de un oficial subalterno que se titula pomposamente comandante. Lleva en ese fuerte en medio del desierto una existencia muy monótona sin otro pasatiempo que la caza, cuyo producido constituía, con la carne vacuna, su alimento habitual.
No dormían adentro del fuerte, sino en el exterior, en el patio, en medio de sus perros que eran numerosísimos. La prudencia exigía que nadie saliera aisladamente, pues los indios que rondan constantemente esos parajes, no dejan de masacrar todo hombre que encontraban solo, para despojarlos de sus armas y de sus ropas, pero a pesar de todas las preocupaciones, estas desgracias ocurrían muy frecuentemente.
Esta descripción pertenece a la época en que ya la frontera con los indios había sido llevada mucho más al norte por el Coronel Obligado, y soledad formaba parte de la segunda linea de defensa. En resumen la historia de Soledad como guarnición militar puede dividirse en dos etapas: la primera a partir de 1793, época de la construcción de la 1ª fortaleza por Gastañaduy, y que dura hasta después de 1810-1815. La segunda, a partir de 1865 en que se restablece la guarnición, pero en un nuevo fortín, al estilo de los fortines clásicos de la época y que perdura hasta la llegada del tendido de la línea ferroviaria y de los primeros colonos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario