....Soledad Santa Fe Argentina....

domingo, 13 de diciembre de 2009

Pedro Bustamante: Glorioso soldado de la Independencia, orgullo de su pueblo natal.


En 1793, según el historiador santafesino Dr Ramón J. Lassaga en el fuerte de "Nuestra Señora de Soledad"; nació "El Tambor de Belgrano"; hijo de uno de los blandengues de esa guarnición. Su padre, lo conservó a su lado adiestrándolo desde un niño en el rudo servicio del soldado. Fue destinado a aprender los toques del tambor y desde la edad de cinco años, lo llevaba su padre a la grupa del caballo en todas las ocasiones de servicio, posteriormente, cuando ya tenía poco más de catorce años fue enviado a Buenos Aires, formando parte de un contingente mandado por Santa Fe a la capital del virreinato y combatió por primera vez contra tropas regulares en las invasiones inglesas de 1806 y 1807, luchando al lado de los americanos que obtuvieron entonces sus primeros laureles. Formándose allí los primeros militares Argentinos.

Pedro Bustamante, sufrió con sus compañeros, impasible, el mortífero fuego de los soldados de Inglaterra y se bautizó en la religión de la gloria con el humo del combate. Regresó luego a Santa Fe, pasando inmediatamente a las fronteras, prestando servicio en los cantones.
En 1810, se había llevado a cabo en Buenos Aires, la Revolución de Mayo, y se aprestaban tropas para sostener con las armas, los patrióticos pronunciamientos de algunas provincias para imponer sus principios donde fuera necesario. La junta de Mayo dirigió entonces al Paraguay los ojos, y apresó una expedición para que el amparo de sus armas, proclamase el nuevo credo de la religión de la patria. El General Manuel Belgrano fue puesto a su frente. Para acrecentar el número de soldados del General Manuel Belgrano, incorporó a sus filas importantes contingentes de San Nicolás y a continuación en Santa Fe, hizo lo propio. Del contingente Santafesino formaba parte un joven de 18 años- Pedro Bustamante- el cual se desempeño como tambor de línea . Su comportamiento en aquella campaña memorable, debe de haber sido como la de todos sus comprovincianos, digna del mayor elogio.
al regreso de las tropas patriotas de esta expedición, Bustamante fue incorporado a un batallón de Buenos Aires, teniendo la gloria de asistir poco tiempo después, en las barrancas del Paraná frente a Rosario, al acto solemne del primer izamiento de la Bandera Nacional.
Asistió como tambor de órdenes en la Batalla de Tucumán-24 de septiembre de 1812- posteriormente, 20 de febrero de 1813, participa en La Batalla de Salta; poco después regresa a Santa Fe y toma parte en la célebre "Guerra de los Montoneros".
Sirve a las órdenes del General Estanislao López y solamente abandona el servicio cuando la vejez comienza a minar su naturaleza de atleta. Retirado de su actividad militar, se radicó en la ciudad de Santa Fe.
El 17 de mayo de 1862, elevó el sargento de tambores de Don Pedro Bustamante, una solicitud a las autoridades provinciales, solicitando se le concediese como pensión, la mitad del modesto sueldo que ganara.
Manifestaba en su solicitud hallarse ya imposibilitado para los servicios militares que había prestado durante el período de cincuenta y dos años. Meses más tarde, la Asamblea Legislativa pensionaba al Sargento Pedro Bustamante "por los dilatados y meritorios servicios prestados por el peticionante". Así, no obstante su gloriosa trayectoria de soldado, Bustamante murió pobre y olvidado, a pesar que diez años antes, el pueblo de Santa fe le había tributado un extraordinario y emotivo homenaje en la plaza 25 de Mayo; el mismo día en que se inauguraba en la Capital Federal el monumento a su amado e inolvidable jefe, el ejemplar Manuel Belgrano. Allí tocó Bustamante, llorando y casi ciego "su última diana de la patria vieja".
El primero de julio de 1883, el Sargento Pedro Bustamante, conocido como el tambor de Belgrano, el tambor de Tucumán, cerró para siempre sus ojos a la vida, y en la misma ciudad de Santa Fe, recibió sepultura.
Su "Cantón de la Soledad" su pueblo natal también a través de los años, ha querido rendirle homenaje a éste hijo de nuestra tierra, bautizando su plaza pública con su nombre y levantando en su centro un monumento en forma de pirámide con un bronce que reza la siguiente leyenda:
"1894- Soledad erige este monumento en Honor del Soldado de la Independencia, Sargento Pedro Bustamante- 1º de Julio de 1883".

(... esto es una síntesis del trabajo realizado por los esposos Sasia: Alcides y Zunilda- Soledad 1982...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario