....Soledad Santa Fe Argentina....

domingo, 13 de julio de 2014

Se prevén irregularidades climáticas en los próximos meses


Un pronóstico climático extendido identifica irregularidades en el clima desde junio y hasta el verano de 2015. Aún no se confirma el desarrollo del fenómeno “El Niño”, que traería aparejada precipitaciones superiores a lo normal.
Durante el otoño, el panorama climático continuó evolucionando hacia el posible desarrollo de un episodio de “El Niño”, que podría traer precipitaciones superiores a lo normal en el este del área agrícola, durante la campaña agrícola en curso. Contrariamente, el oeste de la misma (NOA y Cuyo) podrían experimentar valores inferiores al promedio.
No obstante, es necesario aclarar que, por el momento, esta posibilidad, aunque probable, continúa sin poder ser confirmada con certeza, indicó en su informe estacional climático el Ing. Eduardo Sierra.
En dicho informe, destacó que durante el invierno se observarán temperaturas máximas moderadas a bajas, aunque podrían registrarse lapsos cálidos prolongados. En este período, el este y el sur de del área agrícola argentina, la mayor parte del Paraguay y la mayor parte del Uruguay observarán precipitaciones abundantes, pudiendo registrarse tormentas localizadas severas y gran parte del interior del área agrícola argentina recibirá precipitaciones moderadas a escasas.
A comienzos de la estación, las tormentas cordilleranas alcanzarán gran intensidad, enviando vigorosas masas de aire polar, que causarán heladas intensas en la mayor parte del área agrícola, avanzando sobre la mayor parte del área agrícola de La Argentina y El Uruguay, y llegando hasta el sur del Paraguay.
Hacia el final de la estación, las entradas de aire polar disminuirán su intensidad, determinando heladas invernales menos intensas que lo habitual.
Ya hacia la primavera, Sierra prevé un incremento térmico temprano que comenzará a producir lapsos cálidos intensos desde el comienzo de la estación. 
Las irrupciones de aire polar, provocadas por las tormentas cordilleranas, perderán fuerza en forma temprana, determinando que la temporada de heladas termine a fines de Octubre, en la mayor parte del área agrícola, aunque el Sudeste Bonaerense podría experimentar eventos tardíos hasta comienzos de Noviembre.
Las precipitaciones serán abundantes en la mayor parte del área agrícola del Paraguay, el norte de La Argentina y la mayor parte del Uruguay, pero su distribución temporal y espacial será extremadamente irregular, alternándose lapsos secos y calurosos, con intensas rachas con tormentas, con aguaceros torrenciales, granizo y vientos, que podrían volver a anegar los campos bajos.
Por su parte, el centro y el sur del área agrícola argentina observará valores moderados a abundantes, con una muy variable distribución espacial.
Sólo el oeste del NOA, el oeste y el centro de Cuyo y el oeste y el extremo sur de la Región Pampeana observarán precipitaciones moderadas a escasas.
Verano 2015
El verano comenzará, según la mirada del especialista, con precipitaciones abundantes, que extenderán a lo largo de Enero y Febrero.
La mayor parte del área agrícola del Paraguay, el centro y el este de La Argentina y la mayor parte del Uruguay registrarán valores abundantes, pero su distribución temporal y espacial será aún más irregular que durante la primavera. 
Se alternarán lapsos secos y calurosos, con intensas rachas con tormentas, con aguaceros torrenciales, granizo y vientos, que acentuarán los anegamientos en los campos bajos.
Sólo el oeste del NOA, el oeste y el centro de Cuyo y el oeste y el extremo sur de la Región Pampeana observarán precipitaciones moderadas a escasas.
No obstante, se prevé el riesgo de que las precipitaciones terminen antes que lo usual, haciendo que Marzo registre valores escasos.
Este cambio podría estar relacionado con una entrada temprana de vientos del sudoeste, cuyo bajo contenido de humedad pondría fin a las precipitaciones, a la vez que comenzará a producir descensos térmicos en forma anticipada.
En este sentido, cabe recordar que, a partir de 2007, el sudoeste de la Región Pampeana comenzó a observar heladas en los primeros días del otoño, comportamiento que podría repetirse en la estación próxima.
Cabe hacer notar, además, que esta previsión no se compadece con el posible desarrollo de un episodio de “El Niño”, lo cual pone en evidencia que esta alternativa es, por el momento, sólo una hipótesis.
En caso de que, efectivamente se produzca la aparición de un “El Niño”, cabría esperar que las entradas de aire polar se atrasen, permitiendo que las precipitaciones se extiendan con fuerza durante la última parte del verano y hasta bien entrado el otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario